La belleza se mide en la personalidad, alma, entrega, estilo, verticalidad, responsabilidad, inteligencia y astucia. Y todas las mujeres de bien lo saben porque así son. Por ello